BROSETA aborda las novedades e implicaciones de la nueva Ley de Secretos Empresariales

BROSETA ha celebrado una nueva edición de los Foros BROSETA para abordar en esta ocasión las principales novedades e implicaciones en los diferentes ámbito del Derecho y de la empresa de la Ley de Secretos Empresariales, norma que entró en vigor el pasado 13 de marzo y que incorpora al ordenamiento jurídico interno la Directiva de la UE 2016/943 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 8 de junio de 2016, relativa a la protección de los conocimientos técnicos e información empresarial no divulgados (los secretos comerciales) contra su obtención, utilización y revelación ilícitas.

La jornada ha sido inaugurada por la socia directora de BROSETA, Rosa Vidal, quien ha incidido en la trascendencia de la ley para las organizaciones, “en un entorno cada vez más competitivo y conectado en el que las compañías necesitan inexorablemente llevar a cabo su actividad con certidumbre jurídica y protección para sus bienes inmateriales y su información crítica de negocio”.

La finalidad de la Ley es dotar a las empresas de instrumentos eficaces para proteger sus secretos, garantizar la protección de la competitividad e incentivar la innovación.

Hasta la fecha la regulación en esta materia se encontraba dispersa en la Ley de Competencia Desleal y en la Ley de Patentes, mientras que la nueva Ley de Secretos Empresariales unifica su regulación y pone a disposición del titular del secreto vulnerado un amplio abanico de acciones.

Durante la jornada, en la que han participado los profesionales de la Firma Ana Otero, abogada senior de Procesal; Abraham Castro, socio y director del área Penal de la Firma; José Manuel Copa, socio y director del área Laboral; Alberto Palomar, socio del área de Público, y Carlos Soucase, director de BROSETA Compliance, se han abordado cuestiones como el concepto de secreto, las conductas vulneradoras, aspectos procesales y penales a tener en cuenta, la aplicación de la Ley en el ámbito laboral y cómo afecta en materia de cláusulas contractuales, el secreto empresarial en el marco de la contratación administrativa, y los modelos de Compliance y prevención de delitos en el contexto de los nuevos instrumentos que la Ley se Secretos pone a disposición de las empresas.