BROSETA participa en el primer Congreso Nacional de DPOs

Mercantil  | 25 enero, 2019

Con el objetivo de compartir experiencias y algunos de los aspectos más destacados de los planes de privacidad diseñados en las organizaciones, la editorial Wolters Kluwer ha celebrado el primer Congreso Nacional de DPOs (Data Protection Officers), que ha contado con la participación de Agustín Puente, socio de BROSETA y responsable de los servicios jurídicos de la Agencia Española de Protección de Datos durante los últimos 20 años.

Junto a Puente participaron en el Congreso profesionales de primera fila en la materia como Cecilia Álvarez, presidenta de la Asociación Española de Profesionales de la Privacidad (APEP); Ricard Martínez, director de la Cátedra de privacidad y Transformación Digital Microsoft-Universitat de València; Javier Aparicio, Abogado del Estado en la Agencia Española de Protección de Datos; Laura Duque, directora de cumplimiento normativo y control interno en Mutualidad General de la Abogacía; Paula Ortíz, directora jurídica y de relaciones institucionales en IAB Spain, o José Luis Piñar, DPO en el Consejo General de la Abogacía Española, entre otros.

Entre las principales conclusiones de Congreso, los ponentes pusieron en valor la figura del DPO como una inversión esencial en las organizaciones, dotado de los recursos que les permitan enfrentarse al reto de maximizar el valor de los datos respetando la dignidad de los ciudadanos, y considerando su papel a la hora de fortalecer a la empresa frente a responsabilidades penales y económicas que se puedan derivar de, por ejemplo, brechas de seguridad que afecten a los datos personales que maneja una empresa.

Para Agustín Puente, las figuras del DPO interno y externo son perfectamente complementarias y aportadoras de significativas ventajas para la compañía, como evitar sobrecargas de trabajo al responsable interno o mantener una posición independiente clave desde la posición externa.

El Congreso, que contó con la asistencia de destacados directivos de sectores como la banca, aseguradoras, empresas tecnológicas, Administración Pública, sector sanitario o agencias de marketing y publicidad, ofreció una visión transversal de la materia, analizando el papel y la responsabilidad del DPO en el marco de la nueva regulación, y abordando aspectos específicos en diferentes sectores afectados.