BROSETA estudia cómo disminuir los riesgos ante posibles infracciones de la normativa de competencia

Competencia y Derecho de la UE  | 28 octubre, 2016

BROSETA ha celebrado una nueva sesión del Foro de Letrados Internos, dedicada en esta ocasión a las auditorías en materia de derecho de la competencia y los programas de cumplimiento. Han intervenido como ponentes, Luis Berenguer, Senior Advisor del área de Competencia de BROSETA; y Sergio Baches, socio y director del área de Competencia. La sesión, moderada por Carmen March, socia del área mercantil de BROSETA, ha analizado la importancia de realizar regularmente auditorías en materia de derecho de la competencia; así como la relevancia de los programas de compliance como instrumentos preventivos de posibles infracciones de la normativa de la competencia.

La auditoría en derecho de defensa de la competencia o auditoría antitrust es una de las principales herramientas para comprobar si las prácticas de una organización se ajustan a la normativa sobre competencia, tanto española (Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia) como de la Unión Europea (Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea). La jornada ha examinado las particularidades de esta herramienta en su objetivo de identificar aquellas áreas o estrategias de negocio que presentan más riesgos de generar contingencias con la normativa de la competencia, implementando en estos casos los sistemas de control interno necesarios para neutralizarlas.

De esta forma, se ha hecho un repaso por los ámbitos de actuación de las auditorías antitrust y sus modalidades; haciendo especial referencia a las auditorías internas, los programas de clemencia o los protocolos de inspección.

Asimismo se ha hecho hincapié en los programas de cumplimiento de las normas de competencia como elemento clave para que una auditoría de competencia despliegue toda su eficacia. Dichos programas han de contemplar aspectos adicionales a la realización de auditorías de control interno, tales como códigos de conducta y régimen disciplinario, sistemas de reporting interno, sistemas de gestión de la información, programas de formación continua en materia de competencia, protocolos en caso de inspección de las autoridades de competencia o estrategias reactivas de la empresa frente a determinadas prácticas que puedan disminuir su riesgo antitrust, entre otras.