BROSETA participa en el Encuentro Institucional y Empresarial sobre el Corredor Mediterráneo

Con el objetivo de analizar el estado del proyecto y la perspectiva de los distintos agentes implicados, Valencia Plaza,  BROSETA, Everis y el ForoPPP organizaron un encuentro empresarial e institucional sobre el Corredor Mediterráneo en el que se abordaron diversos aspectos con el propósito de realizar un análisis objetivo de la situación actual y el plan de acción y ejecución del proyecto, así como la comparación con otros proyectos similares en países de la UE.

La presentación de la jornada corrió a cargo de Miguel Miró, director general de Valencia Plaza, y Manuel Broseta, presidente de BROSETA, quien destacó cómo, tras la crisis, las compañías han aprendido la lección y han incorporado en su actividad la internacionalización y la necesidad de ganar tamaño, algo para lo que es imprescindible el dotarse y disponer de infraestructuras como el Corredor Mediterráneo, una plataforma de transporte y logística única en el continente europeo, cuyo desarrollo potenciará la competitividad de la economía nacional, con impacto directo en hasta cuatro Comunidades Autónomas: Andalucía, Murcia, la Comunidad Valenciana y Cataluña.

Ximo Puig, Molt Honorable Presidente de la Generalitat Valenciana, llevó a cabo la apertura de honor del Encuentro. Durante su intervención, Puig criticó el retraso del Corredor Mediterráneo, a pesar de que las cuatro Comunidades implicadas en España aportan el 50% de la población, el 45% del PIB, el 47% del tejido productivo, el 46% del empleo, el 5 % de las exportaciones y el 63% del tráfico de mercancías portuarias en España, y ocupan en conjunto el séptimo lugar en importancia por PIB en la Unión Europea, suponiendo más como conjunto que 22 de los países miembros. Por todo ello, el President profundizó en la necesidad desde la Generalitat de establecer una nueva relación con el Gobierno central y con Bruselas en materia de inversiones.

Tras la apertura intervino  Henning Christophersen, presidente de la Comisión de Expertos para la identificación de Proyectos de Inversión del Plan Juncker, quien apostó por la colaboración público-privada como fuente de inversión y solución para muchos países en materia de infraestructuras, y destacó que el Plan Juncker movilizará 315.000 millones de euros para los proyectos más importantes.

Por su parte, el director general de Movilidad y Transporte de la Unión Europea, Bernardo Urrutia, abogó por la colaboración entre instituciones y el sector empresarial para el óptimo desarrollo de los proyectos, junto con la utilización de instrumentos financieros como los que propone el Plan Juncker, con el objetivo de culminar proyectos basados en criterios de rentabilidad empresarial.

Durante la primera de las mesas redondas, “Ventajas del Corredor Mediterráneo para la mejora e impulso de la competitividad del tejido empresarial a nivel nacional”, el secretario autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Josep Boira, pidió que España nombre un comisario europeo del Corredor Mediterráneo que se encargue de la defensa en Bruselas de la infraestructura; la eurodiputada Inmaculada Rodríguez Piñero, titular de Comercio Internacional, incluyó en el debate el transporte de pasajeros, reclamando la unión entre Barcelona y Valencia a través del AVE; y el catedrático de la Universidad de Valencia, Javier Quesada, urgió a las autoridades a desarrollar el Corredor Mediterráneo ante la congestión industrial que está comenzando a producirse en la Comunidad.

A continuación, Rosa Vidal, socia directora de área de Derecho Público de Broseta; el también abogado del Estado y secretario general técnico del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, David Mellado, y José Montañés, director de Proyectos Financieros y Negocios Especializados del Banco Sabadell, debatieron sobre “Modelos contractuales para la ejecución y desarrollo del Corredor Mediterráneo. Modelo de Colaboración Público Privada: Estructura jurídica y financiación de las infraestructuras”. Montañés expuso sus temores a que el Corredor Mediterráneo no se ejecutara desde una visión global, no por fragmentos y con múltiples cambios; David Mellado se centró en su exposición en la responsabilidad de la administración, y Rosa Vidal incidió en hablar no sólo de sostenibilidad económica, sino también del efecto social o el impacto que una obra pública produce.

En la tercera mesa redonda de la jornada, “La visión de los agentes: los operadores públicos de transporte y logística”, el director gerente de Renfe Mercancías, Antonio Aguilar, expuso una visión optimista respecto al Corredor Mediterráneo, anunciando la llegada de la revolución al sector del ferrocarril y los motivos para ser optimistas; Yolanda Atiénzar, directora general de Logitren, demandó la necesidad de disponer de una infraestructura capaz de asumir el crecimiento del Puerto de Valencia y del tráfico internacional; Manuel Guerra, subdirector general de Planificación de Infraestructuras del Puerto de Valencia, advirtió de que sin el Corredor Mediterráneo el Puerto de Valencia pierde competitividad respecto a otros recintos europeos; y José Pedro Mur, director de Transporte y Logística de Everis, incidió en el retraso del transporte ferroviario durante la última década, haciendo hincapié en la crisis atravesada en los últimos años.

En la última mesa de discusión de la jornada, “La visión de los agentes: el sector empresarial”, participaron el presidente de Fecoval, José Luis Santa Isabel; el presidente de Rover Alcisa, Alfredo Rodríguez; el consejero delegado de Torrescamara, Pedro Catalán; y el gerente de la Cámara de Contratistas, Manuel Miñes. Durante esta mesa se comentaron ideas en torno al Corredor Mediterráneo como el transporte por carretera como método aún más fiable, flexible y con mayores frecuencias; la obra pública como efecto tractor de la inversión; el escaso apoyo del Gobierno central al Corredor, o el excesivo desarrollo de la alta velocidad para pasajeros en ubicaciones con escasos usuarios, cuando el tráfico de mercancías es esencial.

Para finalizar, la consellera de Vivienda, Obras Públicas, y Vertebración del Territorio, María José Salvador, señaló que el Corredor Mediterráneo es imprescindible para el desarrollo y crecimiento de la región, que no se puede demorar más y que debe contar con el máximo compromiso de todas las Administraciones implicadas en la construcción del mismo.

Galería fotográfica: sesión de mañanasesión de tarde